CAP: ¡Por la criminalización de todas las formas de proxenetismo en la Ley de Libertad Sexual!

Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados.
La Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados emitirá mañana su dictamen, a la vista del informe elaborado por la ponencia sobre el Proyecto de Ley Orgánica de garantía integral de la libertad sexual. La conocida como “Ley del sí es sí” afronta sus últimos trámites parlamentarios con una cuestión clave sobre la mesa: la sanción de la tercería locativa como forma de proxenetismo. Si esta penalización sale adelante, los burdeles en nuestro país no podrán seguir blanqueando como hasta ahora su actividad como meros hoteles o clubes. Es por ello que hay una oportunidad de conseguir un paso significativo y así lo manifiesta el comunicado de CAP International, la coalición de asociaciones de la que la Asociación La Sur es una de sus integrantes en España. A continuación reproducimos la comunicación de CAP Intl.
Coalición para la Abolición de la Prostitución (CAP Intl.)

 ¡Sí a la enmienda 184 de la Ley Orgánica de garantía integral de Libertad Sexual, por la criminalización de todas las formas de proxenetismo! 

España tiene la oportunidad en los próximos días de conseguir un paso histórico hacia la igualdad entre hombres y mujeres, por la libertad sexual y contra la explotación sexual de las mujeres y niñas de todo el mundo. 

La Coalición para la Abolición de la Prostitución, que reúne a 35 asociaciones de campo y de supervivientes que apoyan a más de 17.000 víctimas de la prostitución y la explotación sexual en 27 países, apoya con fuerza la enmienda 184 a la Ley Orgánica de garantía integral de libertad sexual actualmente en debate en el Congreso de los Diputados, que propone penalizar «a quien se lucre promover, favorecer o facilitar la prostitución» en relación con los artículos 187 y 187 bis. 

Esta enmienda, si se aprobara, permitiría -por fin- a España penalizar todas las formas de proxenetismo, incluida la tercería locativa, eliminaría la fachada legal tras la que se esconden los proxenetas y, lo que es más importante, permitiría sacar a las mujeres en situación de prostitución de las garras de las redes de proxenetismo nacionales e internacionales, dando a la justicia los medios para ayudarlas. 

El director general de CAP Intl., Jonathan Machler, durante su comparecencia ante la Comisión de Igualdad del Congreso, para informar sobre el Proyecto de Ley, el pasado 17 de marzo.
El director general de CAP Intl., Jonathan Machler, durante su comparecencia ante la Comisión de Igualdad del Congreso, para informar sobre el Proyecto de Ley, el pasado 17 de marzo.

La adopción de esta enmienda sería un paso histórico para la igualdad entre mujeres y hombres en España, pero también por las víctimas en todo el mundo, ya que la situación en España se ha convertido en un problema internacional, no solamente como un importante país de destino sino también de tránsito hacia el resto de Europa para las redes de trata de personas con fines de explotación sexual en América Latina, Europa del Este y África. 

Esta enmienda mejoraría en gran medida la Propuesta de Ley: el proyecto inicial continuó la falsa diferenciación entre proxenetismo “coercitivo” y “no coercitivo”. Una diferenciación que sólo ha beneficiado el desarrollo de redes transnacionales de trata de personas y proxenetismo en el país, que pueden utilizar esta fachada de tolerancia con el «proxenetismo no coercitivo». Pueden disfrazarlas de «relaciones comerciales igualitarias» incluyendo la «tercería locativa» para ocultar su control sobre mujeres prostituidas, principalmente extranjeras, que han huido de la pobreza y la guerra y que son obligadas a presentarse como «emprendedoras independientes». Esta diferenciación, que es un regalo para los proxenetas, es la que actualmente obliga a las autoridades a considerar, por ejemplo, los burdeles de La Jonquera (Cataluña) como meros hoteles. 

Además, esta disociación puramente ideológica no se basa en las realidades de las que han dado testimonio las supervivientes de la prostitución: ya sea que se obtenga por coacción física o por coacción socioeconómica, el acto sexual obtenido en el contexto de la prostitución siempre es coaccionado. Es todo lo contrario de la libertad sexual. La repetición de actos sexuales sin deseo físico, pero vividos como consecuencia de la necesidad económica, la desigualdad o como explotación de la vulnerabilidad, constituye en sí misma una forma de violencia sexual. 

Sin embargo, esta situación podría cambiar radicalmente gracias la enmienda 184, que permitirá a España la creación de políticas eficaces contra el proxenetismo y la explotación sexual. Esta enmienda es el resultado del valiente compromiso de un grupo de diputadas abolicionistas, y esperamos también que pueda beneficiarse del apoyo igualmente valiente de otros partidos incluyendo la oposición, poniendo los intereses de las víctimas de la explotación sexual y la prostitución por encima de las intereses partidistas o financieros. 

Para España, ha llegado el momento de luchar realmente contra el proxenetismo y dar un paso más hacia adelante para la abolición de la prostitución.



Enlace aquí para seguir la sesión de la Comisión de Igualdad.

 

No Comments Yet

Comments are closed

Proyecto asociado a:Feminicidio.net
Proyecto de:Asociación La Sur
Con la colaboración de:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar