skip to Main Content

España: la puerta de entrada de la trata con fines de explotación sexual en Europa

Graciela Atencio y Nerea Novo – Feminicidio.net

Geoviolencia Sexual – 23 de noviembre de 2018

El Consejo Académico de Naciones Unidas (ACUNS, por sus siglas en inglés) incluye en su última publicación, ‘Femicide. Volume X‘, el artículo ‘España: la puerta de entrada de la trata con fines de explotación sexual en Europa’, de Graciela Atencio y Nerea Novo. A continuación puedes leer el artículo completo:

La trata de seres humanos con fines de explotación sexual, esclavitud del siglo XXI, es abordada en este artículo con perspectiva de género. Consideramos que representa una vulneración grave de derechos humanos vinculada a la existencia del sistema patriarcal -la dominación de los hombres sobre las mujeres y la desigualdad estructural de las mujeres- y a la demanda de prostitución.

¿Por qué España es la puerta de entrada de la trata con fines de explotación sexual en Europa? Para responder a esta pregunta nos referimos a tres factores que influyen y convierten a este país en un punto neurálgico global de este tipo de trata.

1. País de origen, tránsito y destino de la trata con fines de explotación sexual

España ha sido tradicionalmente considerado un país de tránsito y destino de víctimas de trata, aunque no como origen. La Comisión Europea en el reporte Comprehensive Plan to combat trafficking in human beings for the purpose of sexual exploitation hace referencia a un informe de United Nations Office on Drugs and Crime de 2016 (Trafficking in persons: global patterns) en el que concluye que “no es un país de origen pero ha sido considerado de nivel bajo (low level) de tránsito, de víctimas de trata de Brasil, Sudamérica y África. Sin embargo, según el mismo informe, España es considerado un país de destino importante entre víctimas de Colombia, República Dominicana, Nigeria, Rusia, Ucrania, Rumanía, Bulgaria, Brasil, Croacia, República Checa, Hungría, Marruecos, Polonia, entre otros países. Un análisis de la trata en España revela que está claramente ligada a la prostitución. Como indica la introducción, la trata de mujeres y niñas y niños jóvenes existe porque existe la prostitución” (Comisión Europea, 2009-2012, p. 7).

Más adelante, en 2018, el informe Trafficking in Persons publicado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos de América, señala: “como lo reportado en los últimos cinco años, España es un país de destino, origen y tránsito para hombres, mujeres y menores sujetos a trabajos forzados y trata con fines de explotación sexual. Mujeres de Europa del Este (particularmente de Rumanía y Bulgaria), Sudamérica (particularmente de Venezuela, Paraguay, Brasil, Colombia y Ecuador), China y Nigeria, son sujetas a tráfico sexual en España”.

En el informe se recomendaba a España mejorar la formación en la identificación proactiva de víctimas, en particular de mujeres en prostitución, migrantes irregulares, menores no acompañados y trabajadores en industrias y regiones agricultoras con grandes índices de explotación laboral” (U.S. Department of State, 2018, p. 392-3).

2. La demanda de prostitución en España, entre las más altas de Europa

Según un dato oficial de la Encuesta de salud y hábitos sexuales del Instituto Nacional de Estadística (INE, 2003), uno de cada cuatro hombres dijo haber hecho “uso de prostitución” alguna vez en su vida. Un 7% dijo haberlo hecho en el último año.

Según un dato más actual, del informe sobre trata con fines de explotación sexual de la Asociación para la Atención, Prevención, Reinserción de Mujeres Prostituidas (APRAMP, 2011), casi cuatro de cada 10 hombres han consumido alguna vez o son consumidores habituales de prostitución. Los pocos estudios realizados coinciden en que España ocupa el primer o segundo lugar de Europa en el consumo de prostitución y trata de mujeres y niñas, y ha pasado de ser un país de tránsito a uno de destino de mujeres traficadas, en parte, atribuido esto último al aumento de la demanda.

Las encuestas y estudios sobre el demandante de prostitución son escasos y se estima que solo el 1% de los estudios sobre la prostitución tienen como objeto principal de investigación al demandante (Ranea, 2016). Otra de las conclusiones que se tiene de los recientes trabajos académicos en España sobre la demanda de la prostitución es que los demandantes son cada vez más jóvenes y toman a las prostitutas como meros objetos de consumo y entretenimiento, y no reconocen que estas mujeres son víctimas de explotación sexual (Ranea, 2016).

2.1. Tipos de demandante de prostitución

Uno de los pocos testimonios de supervivientes de trata que hace una clasificación de tipos de demandantes de prostitución es el de Amelia Tiganus, compañera de Feminicidio.net, originaria de Rumanía y superviviente de trata con fines de explotación sexual en España. Tiganus fue explotada sexualmente durante cinco años y pasó por más de 40 prostíbulos de todo el país durante ese tiempo. Y de la experiencia ha discriminado tres tipos de demandantes de prostitución (llamados puteros en España) (Bindel, 2018):

El putero majo era el que hablaba mucho conmigo. […] Este tipo de demandante no solo quiere comprar el cuerpo sino también el alma, los sentimientos y el afecto. Pasaba de ser el “novio” más cariñoso a llamarme “puta asquerosa”, “mentirosa” y “estafadora”, de la forma más violenta si no ejercía bien el rol por el que había pagado.

El putero macho pagaba, penetraba y se iba. […] Para ellos las putas son cuerpos con agujeros que penetrar. No les importa lo que pensemos. Debemos actuar para él tal y como en las películas: gemir, sonreír y fingir que participamos. Luego se va y deja un cuerpo violado y dolorido.

Si el proxeneta no nos mata, el putero misógino es el tercer tipo. Es el más violento. La tortura física y mental que estos sádicos llevan a cabo son difíciles de narrar. Mordidas, pinchadas, apaleadas, insultadas, humilladas, reducidas a nada. Cuanto más dolor, humillación y miedo infligen, más lo disfrutan.

2.2. Feminicidios por prostitución

También es difícil encontrar estudios que hagan referencia a la violencia y violencia extrema que padecen las mujeres que ejercen la prostitución a manos de sus clientes. Desde 2010, en Feminicidio.net hemos registrado 42 mujeres asesinadas que ejercían la prostitución (el 4,4% de las 962 víctimas registradas). De ellas, tres de cada cuatro fueron víctimas de feminicidios por prostitución, asesinadas por demandantes de prostitución (el 76,2%, 32 casos), siete fueron asesinadas por sus parejas o exparejas en feminicidios íntimos (el 14,3%) y las otras tres fueron registradas en tres tipos diferentes: un feminicidio transfóbico, un asesinato de mujeres por crimen organizado y/o narcotráfico y un asesinato sin datos suficientes. De las 42 víctimas asesinadas, solo cinco (feminicidios íntimos) fueron reconocidas oficialmente como víctimas mortales por violencia de género (Geofeminicidio.com, 2018).

2.3. La Resolución Honeyball

La Resolución del Parlamento Europeo, de 26 de febrero de 2014, sobre explotación sexual y prostitución y su impacto en la igualdad de género (2013/2103(INI)) afirma con rotundidad que “la prostitución y la prostitución forzada están intrínsecamente ligadas a la desigualdad de género en la sociedad y tienen un efecto en la posición social de las mujeres y los hombres en la sociedad así como en la percepción de las relaciones entre mujeres y hombres y en la sexualidad, perpetuando los estereotipos de género y el pensamiento estereotipado sobre las mujeres que venden sexo, así como la idea de que el cuerpo de las mujeres y niñas está en venta para satisfacer la demanda masculina de sexo”.

Esta resolución histórica marca un antes y un después sobre la visión de la explotación sexual debido a que relaciona la explotación con la demanda y exhorta a los Estados europeos a que pongan el foco en la penalización de los demandantes de prostitución ante el fenómeno de la trata.

3. El negocio de la prostitución y el turismo sexual

En España, desde la entrada en vigor del artículo 177 bis del Código Penal por delito de trata de seres humanos (BOE-A-2015-3439, 2015), los datos sobre procesos penales son recogidos por la Unidad de Extranjería de la Fiscalía General del Estado y según esa fuente judicial, el 90% de los procesos penales seguidos de este delito están vinculados al negocio de la prostitución; un 32% más que la media mundial. En palabras de Patricia Fernández Olalla, Fiscala de la Audiencia Provincial de Madrid: “esta cifra es extrapolable a las más de cincuenta sentencias condenatorias que hasta la fecha (2018) se han dictado por las Audiencias Provinciales por este delito. Por lo tanto la relación directa entre la trata y la prostitución es, a mi juicio, incuestionable”. Las personas detectadas en situación de riesgo de trata por haber sido localizadas en entornos vinculados con el ejercicio de la prostitución “son casi exclusivamente mujeres”, la mayoría tienen entre 24 y 35 años y en casi todos los casos a excepción de una persona, los demandantes son hombres consumidores de los tres tipos de prostitución, callejera, en locales de alterne y en pisos (Fernández Olalla, 2018).

3.1. La crisis económica y la vulnerabilidad de mujeres y niñas

El vínculo de la trata con la prostitución viene especialmente reforzado por las situaciones de vulnerabilidad en las que se encuentran muchas mujeres y niñas antes de ser traficadas. En este sentido, un informe de Europol en 2016 concluía lo siguiente:

“Como resultado de la crisis económica, hay un aumento de la demanda de mano de obra barata. Aunque los consumidores crean demanda de productos y servicios, incluyendo el sexo comercial, el trabajo doméstico y los trabajos de cuidados, solo unos pocos son conscientes de las obligaciones contractuales y las condiciones laborales de los empleados. Por ejemplo, en países en los que la prostitución es legal y está regulada, es posible que el trabajo sexual se vea afectado por la demanda de mano de obra barata” (Europol, 2016, p.11).

Estas condiciones, asegura el informe, son clave para la toma de decisiones de los tratantes: “Austria, Bélgica, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, España, Suiza y el Reino Unido, son los destinos más elegidos por los traficantes debido a la gran demanda de servicios sexuales y mano de obra barata” (Europol, 2016, p. 16).

3.2. La prostitución es alegal

En España la prostitución no está regulada, como tampoco lo están en Portugal e Italia. No se criminaliza a las prostitutas pero se persigue el proxenetismo. Podemos concluir que la trata con fines de explotación sexual y la demanda de la prostitución han crecido con este modelo legal que actualmente resulta insuficiente para combatir la esclavitud del siglo XXI.

En España además, desde 2014, el Instituto Nacional de Estadísticas introdujo una estimación de cuánto aporta la prostitución al Producto Interior Bruto Nacional: un 0,35% del PIB, lo que supone actualmente un ingreso anual de 4.100 millones de euros o su equivalente: 10 millones de euros por día. Pero estas no dejan de ser estimaciones ya que el Estado español no es transparente en este tema. Para empezar, debería realizarse un censo de mujeres en situación de prostitución debido a que solo existen cálculos estimativos del número de víctimas explotadas sexualmente, que según el Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado, serían unas 45.000 mientras que otras fuentes elevan las cifras a más de 100.000.

3.3. España, destino de turismo sexual

Por otro lado, hay registrados 1.500 clubes de alterne permitidos, pero no existen cifras aproximadas de cuántos pisos (prostitución ejercida en viviendas particulares, la modalidad que más está creciendo) dedicados a la oferta de prostitución.

Por último, en el 2017 ingresaron a España 85 millones de turistas que han gastado 85.000 millones de euros en un año. ¿Cuántos de esos turistas forman parte del turismo sexual? Este país es uno de los principales destinos a nivel global para demandantes de prostitución, al igual que Tailandia, Brasil o Indonesia (El Mundo, 2018). Comunidades Autónomas como Islas Canarias o Catalunya, son consideradas destinos de turismo sexual para algunos expertos y ONG que luchan contra la trata. Las instituciones públicas y los gobiernos no han tomado cartas en el asunto todavía ni existen estudios ni campañas de prevención de la trata y la explotación sexual de mujeres y niñas.

3.4. Una Ley Integral contra la Trata

España ha firmado y ratificado instrumentos internacionales de vital importancia para la lucha contra la trata con fines de explotación sexual. Nos referimos al Protocolo de Palermo (Naciones Unidas, 2000), el Convenio número 197 del Consejo de Europa sobre la lucha contra la trata de personas, y la Directiva 2011/36 de la Unión Europea.

Sin embargo y a pesar del compromiso asumido por el Estado español a través de instrumentos internacionales firmados y ratificados, todavía tiene una asignatura pendiente que demandan organizaciones sociales, expertos, el movimiento feminista y defensores de derechos humanos: la aprobación de una Ley Integral contra la Trata, que no solo abarque todas las formas de este delito sino que también criminalice la demanda, incorpore la perspectiva de género y la interseccionalidad; que incluya la reparación de las víctimas y supervivientes “todavía invisibles” (Daza Bonachela, 2016, p. 316). La reparación debe estar enmarcada en políticas públicas que les permita a las mujeres y niñas salir de la exclusión social y recuperarse de las secuelas de la explotación sexual. La sanción de dicha ley implica todo un reto que el Estado español no puede seguir postergando.

Bibliografía

APRAMP (2011) La trata con fines de explotación sexual. Disponible en: https://apramp.org/download/la-trata-con-fines-de-explotacion-sexual/

BINDEL, JULIE (11/09/2018) The Underbelly of the Sex-Trade Industry. Disponible en: https://observatorioigualdad.unizar.es/sites/observatorioigualdad.unizar.es/files/users/obsigu/1o_premio._hombres_jovenes_y_prostitucion_beatriz_ranea_v_01.pdf

COMISIÓN EUROPEA (2009-2012) Comprehensive Plan to combat trafficking in human beings for the purpose of sexual exploitation. Disponible en: https://ec.europa.eu/anti-trafficking/sites/antitrafficking/files/comprehensive_plan_on_combating_thb_2009_2012_en_1.pdf

DAZA BONACHELA, MARÍA (2016). Escuchar a las Víctimas. Victimología, Derecho Victimal y Atención a las Víctimas. Tirant lo Blanch, Valencia.

EL MUNDO: “La actividad de la prostitución supone el 0,35% del PIB nacional”, publicado el 01/09/2018. Disponible en: http://www.elmundo.es/espana/2018/09/01/5b8990cb46163f05758b45e2.html

EUROPOL (2016) Situation Report: Trafficking in human beings in the EU. Disponible en: https://ec.europa.eu/anti-trafficking/sites/antitrafficking/files/situational_report_trafficking_in_human_beings-_europol.pdf

HONEYBALL, MARY (2014). Report on sexual exploitation and prostitution and its impact on gender equality (2013/2103 (INI)). RR/1018004EN. doc. European Parliament, Committee on Women’s Rights and Gender Equality, Brussels. Disponible en: http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?pubRef=-//EP//TEXT+REPORT+A7-2014-0071+0+DOC+XML+V0//EN

INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA -INE (2003) Encuesta de salud y hábitos sexuales. Disponible en: http://www.ine.es/dynt3/inebase/es/index.htm?type=pcaxis&path=/t15/p455/a2003/p09&file=pcaxis

FERNÁNDEZ OLALLA, PATRICIA (2018) Boletín de Violencia de Género Número 5, Juezas y Jueces para la Democracia. Disponible en: http://www.juecesdemocracia.es/2018/02/19/boletin-violencia-genero-numero-5-2018/

RANEA, BEATRIZ (2016) ¿Por qué los hombres jóvenes consumen prostitución? Disponible en: https://observatorioigualdad.unizar.es/sites/observatorioigualdad.unizar.es/files/users/obsigu/1o_premio._hombres_jovenes_y_prostitucion_beatriz_ranea_v_01.pdf

UNITED STATES DEPARTMENT OF STATE (2018) Trafficking in persons report. Disponible en: https://www.state.gov/documents/organization/282798.pdf

UNODC (2016). Global Report on Trafficking in Persons. Disponible en: http://www.unodc.org/documents/data-and-analysis/glotip/2016_Global_Report_on_Trafficking_in_Persons.pdf

Back To Top

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Una cookie es un archivo de información que el servidor de este sitio web envía al ordenador/smartphone/tablet de quien accede a la página para almacenar y recuperar información sobre la navegación que se efectúa desde dicho equipo.

Geoviolenciasexual.com utiliza diversos tipos de cookies (técnicas, analíticas y sociales) únicamente con la finalidad de mejorar la navegación del usuario en el sitio web, sin ningún tipo de objeto publicitario o similar. Red.es no utiliza cookies para recoger información de los usuarios, ni registra las direcciones IP de acceso. Únicamente se utilizan cookies propias, de sesión, con finalidad técnica (aquellas que permiten al usuario la navegación a través del sitio web y la utilización de las diferentes opciones y servicios que en ella existen). En este sentido, a través de este sitio web no se recaban datos de carácter personal de los usuarios sin su consentimiento, ni se ceden a terceros.

Con la finalidad de ofrecer el mejor servicio y con el objeto de facilitar el uso de este sitio web, se analizan el número de páginas visitadas, el número de visitas, así como la actividad de los visitantes y su frecuencia de utilización. A estos efectos Red.es utiliza la información estadística elaborada por Google Analytics, la cual se recaba de forma anonimizada, sin que se recopilen direcciones IP de acceso o algún tipo de dato de carácter personal.

Todas las cookies, salvo una utilizada por el sistema de estadísticas Google Analytics son temporales y desaparecen al concluir la sesión.

El portal del que es titular la Geoviolenciasexual.com contiene enlaces a sitios web de terceros, cuyas políticas de privacidad son ajenas a las de geoviolenciasexual.com. Al acceder a tales sitios web el usuario puede decidir si acepta sus políticas de privacidad y de cookies. Con carácter general, si navega por internet cualquier usuario puede aceptar o rechazar las cookies de terceros desde las opciones de configuración de su navegador.

Geoviolenciasexual.com utiliza en este sitio web las cookies que se detallan en el cuadro siguiente:

Cookies técnicas necesarias o convenientes para la prestación de determinados servicios. Si se desactivan estas cookies, no podrá recibir correctamente los contenidos del sitio web.
Cookies analíticas, para el seguimiento y análisis estadístico del comportamiento del conjunto de los usuarios. Si se desactivan estas cookies, el sitio web podrá seguir funcionando, sin perjuicio de que la información captada por estas cookies sobre el uso de nuestra web y sobre su contenido permite mejorar nuestros servicios.
Cookies de redes sociales externas, que se utilizan para que los visitantes puedan interactuar con el contenido de diferentes plataformas sociales de las que sean usuarios (Facebook, YouTube, Twitter, LinkedIn, Flickr, etc.). Las condiciones de utilización de estas cookies y la información recopilada se regula por la política de privacidad de la plataforma social correspondiente.

JavaScript/Sesión (técnica - temporal)
Garantizar el correcto funcionamiento del sitio, detectando si el usuario que ha accedido tiene habilitada la posibilidad de utilizar JavaScript (lenguaje de programación interpretado que, entre otras cosas, permite una mejora en la experiencia de usuario de este Sitio), o de mantener la sesión en el gestor de contenidos.

Google Analytics I(analítica - Permanente)
Generar un identificador de usuario único, que es el que se utiliza para hacer recuento de cuántas veces visita el sitio un usuario, así como la fecha de la primera y la última vez que visitó la web.

Google Analytics II (analítica-Temporal)
- Registrar la fecha y hora de acceso a cualquiera de las páginas del Sitio.
- Comprobar la necesidad de mantener la sesión de un usuario abierta o crear una nueva.
- Identificar la sesión del usuario, para recoger la ubicación geográfica aproximada del ordenador que accede al Sitio con efectos estadísticos.


Sociales (Facebook, YouTube, Twitter, LinkedIn, etc.).

Power BI (Microsoft)
Para que los visitantes puedan interactuar con el contenido de Power BI

Add to any Para que los visitantes puedan interactuar con el contenido de diferentes plataformas sociales

Con carácter general, el usuario podrá -en cualquier momento- elegir qué cookies quiere que funcionen en este sitio web mediante:

La configuración del navegador; por ejemplo:

- Chrome, desde http://support.google.com/chrome/bin/answer.py?hl=es&answer=95647
- Explorer, desde https://support.microsoft.com/es-es/help/17442/windows-internet-explorer-delete-manage-cookies
- Firefox, desde http://support.mozilla.org/es/kb/habilitar-y-deshabilitar-cookies-que-los-sitios-we
- Safari, desde http://support.apple.com/kb/ph5042


Existen herramientas de terceros, disponibles on line, que permiten a los usuarios detectar las cookies en cada sitio web que visita y gestionar su desactivación.

Cerrar