Feminicidio.net pide en Naciones Unidas políticas públicas para la abolición de la prostitución

En 2018 España preside el IX período de sesiones de la Conferencia de las Partes en la Convención de Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, un foro que promueve la cooperación para combatir el tráfico ilícito de armas o la trata de personas. El encuentro de representantes de los Estados participantes se celebra en Viena entre el 15 y el 19 de octubre.

Nuestra compañera Nerea Novo participó en representación de Feminicidio.net, en el evento paralelo Human Rights and Gender Perspective in combating Trafficking in persons (Derechos Humanos y Perspectiva de Género en la lucha contra la Trata de Personas), celebrado este martes por la mañana y organizado por la Secretaría de Estado de Igualdad. Además, intervinieron Ilias Chatzis, Jefe de la Sección de Trata de Seres Humanos y Tráfico de Inmigrantes de la UNODC (Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito); Mario Gómez, Fiscal, delegado para la violencia contra niños, niñas y adolescentes de Colombia; y Enrique López Villanueva, punto focal del Relator Nacional contra la Trata en España. La mesa estuvo moderada por Gonzalo de Salazar Serantes, el embajador en Misión Especial para Asuntos Estratégicos del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

Compartimos el discurso completo en castellano elaborado por el equipo de Feminicidio.net. en el que pedimos combatir la trata de personas con fines de explotación sexual con políticas públicas encaminadas hacia la abolición de la prostitución, basadas en desincentivar la demanda del consumo de prostitución; y la prevención centrada en ofrecer a las mujeres y niñas igualdad de oportunidades y sensibilización sobre el riesgo de caer en redes de trata. Pedimos al Estado español y a nivel global la criminalización de todas las formas de proxenetismo.

Buenos días.

Gracias a todos por estar aquí y al Estado español por la invitación a participar en este evento paralelo.

La trata de personas con fines de explotación sexual -tema de nuestra ponencia- afecta a nivel global principalmente a mujeres y niñas y es crucial que las políticas públicas y las leyes estén centradas no solo en protegerlas sino en crear condiciones de vida que no las pongan en riesgo de caer en redes de trata. Por otro lado, nos parece fundamental y clave en la lucha por la erradicación de la trata, el rol que se asuma desde la sociedad civil.

La organización a la que represento y en la que trabajo, Feminicidio.net, es un observatorio independiente que investiga, estudia y documenta el feminicidio en España desde 2010, y desde 2017 la violencia sexual. Y realizamos formación, sensibilización, y prevención de la trata y la prostitución. Mi compañera Amelia Tiganus, superviviente de trata y de violencia sexual en la infancia (mostrar de fondo la foto de Amelia) lidera esta parte del proyecto.

Amelia tiene 34 años y cuando tenía 17 años un proxeneta rumano la vendió a un proxeneta español por 300 euros. A los 18 años llegó directamente desde Galati, la ciudad donde nació, a un prostíbulo de España, ubicado en la ciudad turística de Alicante, en la Comunidad Valenciana. Fue explotada sexualmente durante cinco años y en ese periodo pasó por más de 40 prostíbulos del país. Desde hace tres años se dedica a la prevención y sensibilización en materia de trata en Feminicidio.net. La primera gran enseñanza de Amelia es que hay que invertir recursos económicos y políticas públicas en la prevención. Y una parte importante de la prevención, es la sensibilización.

Algunos datos para poner en contexto

El Plan para Combatir la Trata de Seres Humanos con fines de Explotación Sexual en España 2009-2014 incluyó estas cuatro perspectivas que se convirtieron en guías para el Plan: junto a la perspectiva de género, este Plan entiende que la “trata es un acto transnacional que requiere de cooperación internacional”, “es un crimen que requiere urgentemente de acción policial y judicial” y “es una violación de los Derechos Humanos. El fenómeno de la trata no puede disociarse de la prostitución” (Ministerio de Interior, 2010, p. 10-1)1.

Como dice Amelia, no es solo la trata lo que destruye a las mujeres sino todo el proceso por el que pasa una mujer cuando es prostituida: la violencia sexual es la más dañina que llegan a sufrir las mujeres y niñas. La explotación sexual es la peor violación de derechos humanos, una forma de tortura continua, sostenida, que las consume.

El proceso por el que se llega a la trata se alimenta de una desigualdad estructural que coloca a las mujeres y las niñas en una situación de especial vulnerabilidad, muy ligada a la dependencia económica.

Voy a citar algunos datos de España: la tasa de paro en el segundo trimestre de 2018 era del 13,72% entre los varones y del 17,08% entre las mujeres (INE2). Entre las mujeres españolas es del 16%, mientras que entre las extranjeras es del 24% y la tasa más alta se da entre las extranjeras de países no pertenecientes a la Unión Europea: el 26,5% está en paro. La ratio de personas en riesgo de pobreza en 2017 fue del 21% entre los hombres y del 22,2% entre las mujeres (Eurostat3). La pobreza, la exclusión social, en definitiva, la desigualdad estructural que afecta a las mujeres, en sociedades en las que todavía no hemos podido acabar con el sistema patriarcal, llevan a las mujeres y niñas, y de manera especialmente grave, a aquellas en quienes confluyen otras causas de discriminación junto al género, a caer en las redes de trata con fines de explotación sexual.

El proceso de trata oculta las realidades de las mujeres y niñas en prostitución y la violencia extrema que padecen es invisible a los ojos del Estado y de la sociedad. La prostitución acaba prematuramente (sea de forma paulatina, por enfermedades y adicciones, o drástica, por asesinato, suicidio o sobredosis) con las vidas de no sabemos cuántas niñas y mujeres que no aparecen en las estadísticas y por quienes la sociedad no reclama. En Feminicidio.net hemos identificado desde 2010 en España, 42 asesinatos, perpetrados por hombres, de mujeres que estaban atrapadas en el sistema prostitucional. Tres de cada cuatro fueron víctimas de feminicidios por prostitución (32 casos) y otras siete mujeres prostituidas fueron asesinadas por sus parejas o exparejas. Solo cinco de ellas son consideradas oficialmente víctimas de violencia de género, aunque en aplicación del Convenio de Estambul, que España ratificó en 20144 y que aún se debe implementar, todas estas víctimas deben ser incorporadas a las estadísticas oficiales.

Teniendo esto en cuenta, y si ya es complicado encontrar y analizar datos fiables y actualizados sobre trata de personas, las estadísticas sobre la demanda de prostitución tampoco son tarea fácil. En España, el último estudio nacional data de 2003. El Instituto Nacional de Estadística español llevó a cabo la Encuesta de salud y hábitos sexuales5 y concluyó que uno de cada cuatro hombres admitía haber hecho “uso de la prostitución” alguna vez en su vida. En una población de unos 17.000.000 de varones adultos (tramo de 20 a 79 años, o tramo de 16 a 75), eso significa que unos 4.300.000 hombres admitirían haber hecho “uso de la prostitución”. Y esto es solo entre españoles y son datos sin actualizar. Es muy probable que el consumo de prostitución haya aumentado según algunos estudios y sondeos parciales.

Este nivel de demanda por parte de los consumidores de prostitución, solo puede satisfacerse con un continuo ciclo de violencia, coacción, rapto, fraude, engaño, abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad…. Que son sencillamente los medios y formas que invalidan el consentimiento mencionados en el Protocolo de Palermo6. En España, la prostitución genera el 0,35% del PIB: unos cinco millones de euros al día (según datos de 2014, cifra que ha aumentado si te tiene en cuenta que España ocupa uno de los primeros lugares en el mundo como destino turístico).

En 2016, fueron atendidas 35.000 mujeres en contextos de prostitución en España. Con la dificultad que supone identificar a las víctimas, ya en un 58% de los casos se identificaron signos de trata o explotación sexual. En un país en el que, como informa la Fiscalía General del Estado en datos recogidos por su Unidad de Extranjería, el 90% de los procesos penales por delitos de trata “están vinculados al negocio de la prostitución; un 32% más que la media mundial” (Juezas y Jueces para la Democracia, 2018)7.

En 2017, según el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) se registraron 422 víctimas de explotación sexual y 155 víctimas de trata con fines de explotación sexual8.

A nivel global, la prostitución afecta a unos 40 o 42 millones de personas, según afirmó Mary Honeyball9 en su informe sobre explotación sexual y prostitución y su impacto en la igualdad de género de 2014. Este informe –un instrumento europeo muy valioso y que fue aprobado por la mayoría de países de la Unión Europea- considera la prostitución “una forma de esclavitud incompatible con la dignidad humana y con los Derechos Humanos Fundamentales”. Honeyball alerta: “el crimen organizado, la trata de personas, el crimen de violencia extrema y la corrupción florecen a la sombra de la prostitución, y cualquier marco de legalización beneficia primariamente a los proxenetas, quienes son capaces de transformarse en ‘empresarios’.”

La trata existe porque lo permitimos

Me gustaría despedirme con dos mensajes que transmito de nuestra compañera Amelia Tiganus:

El primero es que a nivel global, el proxenetismo tiene mucho interés en desactivar el Protocolo de Palermo. Su mayor empeño es tergiversar la realidad de la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, haciendo creer a la opinión pública que todo es prostitución voluntaria, cargando toda la responsabilidad -la de cualquier daño que sufra- en la víctima que supuestamente consiente la situación de prostitución. El lobby proxeneta niega siempre la explotación, pese a lo dispuesto en la letra B del artículo 3 del Protocolo que invalida el consentimiento de la víctima cuando haya existido amenaza, fuerza, coacción, engaño, abuso de poder o de situación de vulnerabilidad… y consigue sus fines cuando logra introducir en la prostitución a las niñas y mujeres por esos medios, que ellas no están en condiciones de poder probar.

En el segundo mensaje que ella quiere recalcar: “intento hacer ver a la gente que la trata no se puede separar de la prostitución porque la trata es el proceso a través del cual llegamos a la prostitución y lo más dañino no es cómo llegas, sino la prostitución en sí, mantenida por la demanda de los hombres que la consumen.”

Por eso hoy estamos aquí para urgir a todas las instituciones a que se embarquen en políticas abolicionistas de la prostitución, centradas en desincentivar la demanda de prostitución. En incorporar la educación sexual desde la primera infancia, y que los niños y niñas aprendan a relacionarse en igualdad y sin que exista mercantilización del cuerpo, cosificación del ser humano. Pedimos que los Estados construyan, tanto alternativas para que las mujeres salgan del sistema prostitucional, como políticas públicas con nuevas masculinidades basadas en las relaciones igualitarias entre hombres y mujeres y el respeto mutuo.

Pedimos leyes para que se persigan de forma efectiva (y no aparente, como sucede actualmente en España) todas las formas de proxenetismo y que se adopten medidas contundentes para erradicar la mayor esclavitud del siglo XXI.

Por eso, desde Feminicidio.net y en el marco de esta conferencia de Naciones Unidas les pedimos que este tema sea prioritario en la agenda de los Estados. Y que juntos luchemos, cada quien desde el lugar donde esté, por la erradicación de la trata.

¡Luchemos para que las mujeres y niñas del planeta puedan vivir una vida libre de trata. Buenos días!

Notas al pie

1 Ministerio del Igualdad (2010) Plan to combat sexual exploitation. Disponible en: https://ec.europa.eu/anti-trafficking/sites/antitrafficking/files/plan_to_combat_sexual_explotation_en_1.pdf

2 Instituto Nacional de Estadística (2018) Encuesta de población activa. Disponible en: https://www.ine.es/dyngs/INEbase/es/operacion.htm?c=Estadistica_C&cid=1254736176918&menu=ultiDatos&idp=1254735976595

3 Eurostat (2018) People at risk of poverty or social exclusion by age and sex. Disponible en: https://ec.europa.eu/eurostat/data/database

4  Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación (2014) España ratifica el Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra la mujer y la violencia doméstica. Disponible en: http://www.exteriores.gob.es/Portal/en/SalaDePrensa/Actualidad/Paginas/20140411_ACTUALIDAD7.aspx

5 Instituto Nacional de Estadística (2003) Encuesta de salud y hábitos sexuales. Disponible en: https://www.ine.es/dyngs/INEbase/es/operacion.htm?c=Estadistica_C&cid=1254736176785&menu=resultados&idp=1254735573175

6 Protocolo de Palermo (2000) “Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional”. Disponible en: https://www.ohchr.org/documents/professionalinterest/protocoltraffickinginpersons_sp.pdf 

7 Juezas y Jueces para la Democracia (2018) Boletín de la Comisión de Violencia de Género. Disponible en: http://www.juecesdemocracia.es/wp-content/uploads/2018/02/BOLETIN-VDG-N5-2018.pdf

8 Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (2018) Balance 2017. Prevención y lucha contra la trata de seres humanos en España. Disponible en: http://www.interior.gob.es/documents/10180/7146983/Balance_2017_Trata.pdf/153296b3-be9b-44be-921d-0b034f772a76

9 Honeyball, Mary (2014). Informe sobre explotación sexual y prostitución y su impacto en la igualdad de género. Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género del Parlamento Europeo. Disponible en: http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?pubRef=-//EP//TEXT+REPORT+A7-2014-0071+0+DOC+XML+V0//ES

No Comments Yet

Comments are closed

Proyecto asociado a:Feminicidio.net
Proyecto de:Asociación La Sur
Con la colaboración de:
Con la colaboración de:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar