Rap de Fuera de Control: “El sexo por dinero esconde un negocio sucio/ es violar a una mujer por un módico precio”

Ángel Novoa es rapero desde los 13 años. Nació en Avilés hace 40 años y hoy desde Fuera de Control hace “rap de combate” en su Asturias natal. Su música es el resultado de una evolución en la que predomina la crítica del capitalismo salvaje, la represión del Estado, la violencia institucional y la explotación de la clase trabajadora. Pero no se queda ahí, en sus letras también reflexiona sobre el patriarcado, los privilegios masculinos y la opresión de las mujeres. Para ejemplo la canción Ella en la que denuncia las miserias del sistema prostitucional.

Hace unos días lo entrevisté, previamente a la presentación del vídeoclip de Ella en Gijón, en el que participo junto a decenas de mujeres.

¿Cómo surge la idea de hacer una pieza en contra de la explotación sexual de mujeres y niñas? ¿Por qué se titula Ella?

En realidad la idea no me surge a mí directamente. Un chico escucha el tipo de rap que hago y cree que le encaja a una asociación feminista que quiere hacer una campaña de sensibilización entre los adolescentes varones de institutos. Una canción contra la prostitución dirigida al público masculino. Acepto y planteo algo que es un poco una norma: hacer una canción desde el corazón y lo que pienso, salvo que me convenzan con otros argumentos. En este caso va dirigida a los hombres pero además incluyo mi postura -que es abolicionista- y profundizo en ella. Cuando me propusieron la idea, el tema abolicionista no estaba en cuestión entonces y en esta asociación la postura era mayoritariamente abolicionista. Pero había un par de mujeres que no lo tenían claro y por lo visto es una asociación que funciona a través del consenso… finalmente decidieron no apostar por vincularse directamente con la canción. Luego lo dejaron un poco en el aire haciéndome ver que quizás otra organización estaría interesada. Después de un tiempo sin respuesta decidí que la iba a hacer de todas formas. Me parecía que tenía un texto muy bueno y que merecía la pena que saliera a la luz independientemente de que la respaldara alguna asociación o no. Decidí tirar para adelante como con el resto de las canciones que hacía y no esperar a nadie. En un primer momento se planteaba una canción en la que participaran hombres cuando se hiciera el vídeo y decidí hacerla justo al revés. “Me gustaría que el texto lo secundaran mujeres”, pensé. Hice un llamamiento, colgué un cartel pidiendo voluntarias para participar en el videoclip esperando conseguir que se apuntaran algunas y la verdad es que me quedé muy sorprendido con la respuesta. Me gustaría agradecer a todas las compañeras que han participado y a algunas que les hubiera gustado participar pero por diferentes motivos al final se quedaron fuera. Han participado más de 100 mujeres en el videoclip, poniéndole cara al texto. Me siento muy orgulloso en ese sentido y tremendamente agradecido a todas las compañeras que han decidido dar la cara. La intención del videoclip es que alguien haga suya la canción, la comparta y la extienda. Creo que el hecho de que hayan participado tantas compañeras puede ayudar a que la canción se convierta en una herramienta, mejor que si lo hubiera hecho yo solo, a mi bola.

¿Cómo se convierte un hombre en abolicionista de la prostitución?

Cada persona tiene su proceso y en mi caso, cuando empiezo a escribir la canción, las ideas estaban claras de antemano porque yo ya era abolicionista. En algún momento pude buscar algún dato, leer algún artículo para intentar centrar ideas sobre la realidad como el caso de Alemania que señalo, donde la prostitución está legalizada y la regulación no funciona. No obstante, no siempre he sido abolicionista y veía la prostitución como la puede ver gran parte de esta sociedad, algo normal, que está ahí sin que tampoco te llegues a cuestionar lo que hay detrás. Son preguntas que no te haces. Es algo tan arraigado en esta sociedad patriarcal que cuando te empiezas a cuestionar cosas lo primero que te cuestionas no es el machismo. Puedes estar durante bastante tiempo atinado en un montón de cuestiones sociales y seguir patinando en esta cuestión. Está muy arraigado el patriarcado y a los tíos desde nuestra posición de privilegio en esta sociedad nos cuesta mucho más identificarnos con el opresor. Es mucho más fácil identificar que el jefe nos quiere chulear parte del salario que nos aprovechamos de nuestra compañera cuando nos tiramos en el sofá para que ella nos haga la comida. Es siempre más fácil darte cuenta cuando te dan a ti con un palo que cuando eres tú el que lo da. Hay que abrir los ojos ante muchas cosas para reconocer también cuando tú eres el que, en mayor o menor medida, ejerces la opresión sobre las mujeres.

¿Crees que para tu vídeo hubieras conseguido más de 100 varones dispuestos a dar la cara en contra de la prostitución?

Estoy casi seguro de que no. Es más, creo que es un texto que levanta ampollas incluso entre chavales que son majos. Está tan normalizada la prostitución que se sienten atacados cuando tú pones el foco en el que va a un prostíbulo y está con una mujer de la que no se sabe muy bien en qué circunstancia ha llegado ahí… no tiene sexo en igualdad de condiciones y lo que está haciendo es violar a esa mujer. Igual habría algunos hombres que se hubiesen prestado a participar en el vídeo pero no hubiese tenido el mismo resultado que he tenido con las mujeres. Solo espero que esto sirva para que todos esos que no se hubieran apuntado al videoclip, ahora después de escucharlo y reflexionar, piensen que les hubiera gustado salir. Ya estaríamos avanzando algo. E igual podríamos hacer una segunda versión del mismo tema pero con hombres dando la cara contra la prostitución.

La prostitución -a pesar de que es un enorme problema social y España es el mayor consumidor de Europa con al menos 100 mil mujeres prostituidas en más de 1.500 prostíbulos, cada vez más pisos y calles-, esa violencia no forma parte de las preocupaciones de la sociedad según el barómetro del CIS. Si hablamos de la música como herramienta de lucha: ¿por qué crees que casi ningún músico o grupo musical aborda la prostitución desde una perspectiva crítica?

Viene de lo mismo que comentábamos antes: está normalizada, el tema levanta ampollas y la gente no se plantea entrar así de primeras a criticar la prostitución. Y algunos músicos, como por ejemplo Joaquín Sabina, cuando han hecho canciones a una prostituta, ha sido siempre algo idealizado que no plantea la cruda realidad que se esconde tras la prostitución. El debate todavía necesita un empuje importante para que sectores mucho más amplios de la sociedad se vean implicados. Entonces quizás se empiece a abordar de una manera más directa.

La sociedad opina mucho sobre las mujeres en situación de prostitución (sobre todo de su voluntariedad, lo cual es perverso), poco de los que en España son denominados “empresarios de locales de alterne” cuando en realidad son proxenetas que regentan prostíbulos, campos de concentración exclusivos para mujeres empobrecidas. Mientras que el putero, que sostiene la trata y la prostitución con su demanda, es el más tolerado del sistema prostitucional. ¿Qué piensas al respecto?

La prostitución supone un negocio sucio pero muy lucrativo para algunos individuos, son delincuentes los que están en ese negocio. Hay muchas conexiones con la capa más poderosa de las elites que mueven el dinero en el mundo y que permiten la prostitución, tratan de que nunca se culpabilice al putero. Si quieres mantener el negocio, no vas a tirarle piedras al que compra el producto. Siento tener que hablar así pero esa es la realidad en términos capitalistas. Por otro lado, el sistema patriarcal siempre se encarga de estigmatizar a la mujer y justificar al hombre. Un ejemplo claro es la violación cometida por La Manada de Sanfermines. Los medios de comunicación buscaban alguna justificación para estos hijos de putero. El pensamiento patriarcal responsabiliza a la víctima haciendo ver que ella es la mala, la que se lo ha buscado… Con los puteros pasa lo mismo, con el añadido de que generan grandes beneficios al sistema capitalista. Al putero lo justifican desde dos ejes de dominio y opresión, el patriarcal y el capitalista. Por eso es muy importante que no se legalice la prostitución. Se normalizaría y legitimaría del todo la conducta del putero. Si ahora se le puede justificar pues sería mucho peor si fuese un negocio absolutamente normal. Se convertiría en un cliente cualquiera como el que compra una barra de pan en la panadería.

¿Tienes algún mensaje para los hombres que consumen prostitución?

Que dejen de hacerlo. Si son conscientes, se merecen mi más profundo desprecio y tienen que dejar de hacer eso porque no está bien. Es la máxima expresión de brutalidad y violencia hacia la mujer. Si no son conscientes porque lo han normalizado, que empiecen a ser conscientes de lo que están haciendo. Puedo comprender que los hombres no sean conscientes cuando nunca han escuchado hablar sobre el tema pero si les dicen: “oye, esto no está bien por esto y por esto”, tienen que poner las orejas y la cabeza a funcionar, tienen que cambiar y convertirse en defensores a ultranza del abolicionismo y del respeto hacia las compañeras. Ese es el mensaje que tengo para el putero.

Según estudios en España cuatro de cada 10 hombres son o han sido puteros. ¿Qué les dirías a los seis restantes que no consumen prostitución?

No hay que felicitarlos. Tienen que dar un paso más y hacer que el mensaje se eleve. No deben tolerar las gracias a los compañeros de trabajo, a los amigos. Hay que convertirlo en lo que es: algo malo. Precisamente tienen que ser participes del cambio. Si en el trabajo les intentan bajar el sueldo y luchan para que eso no ocurra, pues con este tema también tienen que luchar. No vale solo con no hacerlo y saber que es malo. Si yo conozco a alguno que lo hace, que lo justifica, pues tengo que deslegitimarlo porque quien calla otorga.

¿Y qué le dirías a la clase política?

Me gustaría hacer una diferenciación. La clase política no es un ente abstracto sino que hay políticos y políticas. Creo que hay una cuestión ideológica y de intereses que se manifiesta en las diferentes organizaciones y creo que la derecha tiene muy buenos representantes de su ideología. A la derecha hay que darle la batalla en contra no solo en este aspecto sino en todos porque la derecha quiere seguir explotando sexualmente a la mujer, relegarla a un rol de inferioridad, quiere seguir explotando todos los derechos, mantener la tauromaquia, quiere normalizar todo aquello que está mal… Entonces a esta gente más que decirle habría que plantarle cara.

A los que sí hay que decirles y darles un toque es a los representantes de la izquierda, tienen que dejar de ponerse de perfil y profundizar mucho sobre lo que la prostitución implica. Hay partidos de izquierdas que defienden la regulación y yo creo que no se enteran de lo que hay, que se equivocan profundamente y que tienen que evitar cualquier tipo de explotación. Tanto la que se ejerce sobre las mujeres en la prostitución como la que se ejerce sobre la clase trabajadora en general. Tienen que ser mejores representantes de su base social. Aunque muchas veces es precisamente la sociedad civil la que los coloca ahí como el mal menor y luego nos encontramos con que están ahí y fomentan políticas que no resuelven ninguno de nuestros problemas. Les falta decisión para enfrentarse a los grandes poderes. A veces es más fácil decir: “bueno, esto no lo meneo porque hay muchos millones aquí en juego, se podría levantar un polvorín muy grande y prefiero hacer la vista gorda y dedicarme a otra cosa”. Hay cobardía política por parte de los dirigentes políticos de la izquierda. Mi mensaje es que tienen que estar a la altura y que si no están a la altura tienen que dejar el hueco para la gente que realmente quiera pelear por cambiar las cosas. Tanto con la prostitución como con el resto de las opresiones que afectan a nuestra sociedad, a la clase trabajadora y sobre todo a las mujeres.

¿Cómo imaginas que sería un mundo sin prostitución?

Se lo decía mi hija que esta aquí a mi lado, un mundo sin prostitución sería un mundo mejor. La lucha contra la prostitución ha de ir unida a la lucha anticapitalista también porque en un mundo capitalista la vida nunca tendrá valor y la de las mujeres menos. Yo me lo imagino y creo que sería un mundo en igualdad, más justo y en el que la gente, unos a otros, se verían por dentro. Y todo el mundo tendría lo que necesita para vivir. Sería importantísimo para las mujeres no ser explotadas y para los hombres no ejercer esa explotación sobre sus compañeras. Sería muy sanador también para el alma de los hombres poder conectar con la humanidad de las mujeres.

Ángel Novoa explica que el rap es un reflejo de la sociedad y uno de los estilos musicales como es su día lo era el rock. El machismo ha proliferado en el rap y se ha reflejado también en las canciones de los raperos. “Es cierto que la mayoría de raperos son hombres porque es un ámbito como muchos otros, copado por los hombres dentro del esquema patriarcal en el que a las mujeres les cuesta hacerse hueco. Pero en España ahí están Arianna Puello o La Mala que sí han conseguido lucir su trabajo. Es verdad que no ha sido un estilo musical que se haya llenado de mujeres pero esa realidad está cambiando. Hay muchísimas mujeres haciendo un rap muy potente, con un mensaje muy bueno. Por ejemplo, la joven rapera que murió, Gata Cattana, hacía un rap increíble. Después están las chicas de IRA RAP, las de Machete en boca…Cada vez hay más mujeres que hacen rap y para mí no es una casualidad que precisamente los grupos de raperas compuestos exclusivamente por mujeres tienen los textos más reivindicativos. En un reflejo de lo profundo que es el movimiento feminista y como abarca también al rap. Cada vez saldrán más mujeres raperas”.

La producción de Ella estuvo a cargo David Gómez, de LV Resort. Ángel Novoa es el autor de la letra y la música: “aunque la haya hecho yo, no es mía del todo porque son ideas que rescato del movimiento feminista, de los debates con compañeras, de los artículos, de cuando escucho a una compañera subirse a una mesa redonda y explicar lo que supone la opresión sobre la mujer. Simplemente recojo y tejo red con el resto de la gente que está luchando”.

Letra de Ella, por Fuera de Control

No voy a hablar por ella
Sé que no tengo derecho
Tan solo puedo empatizar
Denunciar unos hechos

El sexo por dinero
Esconde un negocio sucio
Es violar a una mujer
Por un módico precio

Te has parado a pensar
En algún momento
Que ha llevado a esa mujer
A tener que vender su cuerpo

Cómo, cúando y dónde
Se rompió por dentro
Si se vio empujada
o si fue un secuestro?

Yo solo sé que esta vida
Tiene las cartas marcadas
Y depende donde nazcas
Determina donde acabas

Prostitución legal
Es una idea macabra
Hacer con ellas lo que sea
Por un tarifa plana

La venta de carne de hembra
En carteles grandes
Las chicas de vida difícil
Muriendo en burdeles

Delincuentes convertidos
En señores respetables
En Alemania está pasando
Es deplorable

Ella antes de puta fue pobre
Y antes de pobre mujer
No está vendiendo amor
Le da su cuerpo a Lucifer

Entre luces de neón
Cristales rotos
Este tema va por ella
Pero lo hago por nosotros
No es voluntad
El dinero está detrás
Una mafia organizada
Explota la necesidad

Millones de billetes
Del color más inmoral
Les han robado su vida
Y su libertad

En carreteras, en pisos de alquiler
O en la calle
Cada una es una historia
Todas llenas de detalle

Amenazadas
Ningún sitio al que volver
Enganchadas a una droga
Apuntadas por un revólver

Basta de chorradas
La realidad es concreta
Hacerlo legal
Beneficia al proxeneta

La solución al problema
Se torna compleja
Patriarcalmente educados
Para culparla a ella

El comercio de personas
Incluirlo en el PIB
Así demostrar la trata
Será mas difícil

Y el putero?
Campando a sus anchas
Cuanto más pago, más quiero,
Más puedo legalmente humillarla

Llamarme bicho raro
E ir por ahí sacando pecho
Me relaciono en igualdad
Yo no quiero privilegio

Mírala a los ojos
Y mírate por dentro
Un hombre de verdad
No debe pagar por sexo

No me hables de elección
En un sistema desigual
Aquí no se venden ricas
Son chicas del cenagal

No sabían cuando eran niñas
Donde iban a terminar
Muchas siguen siendo niñas
Pero las venden igual

Criminal es el que vende
Criminal es el que compra
Criminal es que las fuercen
En cualquiera de sus formas

Hay que cambiar la norma
De que sea normal
Cambiar de forma radical
A ver si todo se transforma

Y en este mundo
Hay demasiadas mujeres
Faltas de oportunidades

Que por diferentes circunstancias
Se ven obligadas
A tener que vender su cuerpo
Aunque no quieran hacerlo

Mientras siga existiendo este oscuro negocio…
Me cago en todo

No Comments Yet

Comments are closed

Proyecto asociado a:Feminicidio.net
Proyecto de:Asociación La Sur
Con la colaboración de:
Con la colaboración de:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar