Melissa Farley: “Si un gobierno como el de España quiere acabar con la prostitución debe penalizar al comprador de sexo”

Melissa Farley (Estados Unidos, 1942) es un referente académico mundial no solo por sus estudios e investigaciones empíricas sobre los efectos de la pornografía, la prostitución y la violencia sexual, sino también por su ética feminista y su activismo por la abolición de la prostitución. Doctora en psicología clínica con 50 años de experiencia, ha estado siempre cerca de las supervivientes de la prostitución y es una de las teóricas que pone en el centro sus demandas.

Cuando le propusimos a Melissa Farley que participara del seminario internacional online “Hacia un activismo global por la abolición de la prostitución”, en el que se inaugurará este fin de semana (5 y 6 de marzo) la primera Escuela Abolicionista Internacional, no lo dudó. Esta entrevista es un buen preámbulo de su ponencia magistral que impartirá el sábado 6 de marzo y que será visionada en un evento global, por personas matriculadas de más de 10 países.

Este seminario analizará la prostitución desde una perspectiva global: ¿Cómo ve la situación global actual de la explotación sexual?

La prostitución es una respuesta de las mujeres a las crisis económicas cuando estas no tienen alternativas de supervivencia. Con el COVID-19 muchas mujeres que ya estaban al margen, han enfrentado aún más dificultades para cubrir sus necesidades básicas. El racismo y el sexismo -parte integral de la prostitución- son peores que nunca.

Todos los países ahora tienen pornografía en teléfonos móviles. Esta tecnología amplía el acceso a la explotación sexual. Me preocupa mucho que los hombres jóvenes estén aprendiendo a lastimar a las mujeres mirando pornografía en línea, luego pueden demandar el cuerpo de una mujer como quien pide una taza de café. El comercio sexual se ha expandido debido a la capacidad de los pornógrafos y proxenetas para traficar mujeres en línea.

En España es un hecho lo que comenta, la pobreza y la vulnerabilidad de las mujeres prostituidas se han agravado con la pandemia. ¿Cree que la crisis económica que sobrevendrá después de la pandemia traerá un aumento de la trata con fines de explotación sexual?

Las habilidades de marketing de los proxenetas han sido evidentes durante la pandemia de coronavirus. Se promocionan a sí mismos como buenos chicos que están “ayudando a las mujeres a aumentar su flujo de efectivo”. Los proxenetas de los clubes de striptease de Atlanta, por ejemplo, transfirieron dinero a las mujeres que vendían “bailes de regazo (lap dance)”, en Instagram por $20. Algunos proxenetas del porno se ofrecieron a servir como “banqueros centrales” de las mujeres. “Al actuar como banco central, podemos aumentar la oferta monetaria y ayudar a la nueva ola de artistas a sobrevivir a la crisis”, dijo un pornógrafo de Londres. Cuando los lugares legales para la prostitución (salones de masajes, clubes de striptease, bares) se cerraron debido a la cuarentena, los proxenetas mantuvieron el flujo de efectivo mudándose a otro lugar. Cuando un club de striptease de Portland cerró debido al COVID-19, el proxeneta puso a las mujeres prostituidas a repartir comida en topless. Un club de striptease en Las Vegas vendió espectáculos de escaparates durante la pandemia. La distribución de máscaras de PornHub a los hospitales durante la pandemia de coronavirus es la misma maniobra que la del proxeneta de Nevada, Dennis Hof, repartiendo pavos en Acción de Gracias. El objetivo es parecer humanitario: “soy un buen proxeneta, solo un tipo altruista que intenta ayudar a las chicas. ¡Mira los pavos, mira todas estas máscaras! ¡No mires a las mujeres a los ojos!”.

Melissa Farley (de espaldas a la izquierda del cartel) acompaña a las supervivientes en su marcha por Mainz (Alemania) en abril de 2019, iniciada por Rosen Hicher diez días antes desde Estrasburgo.

Los proxenetas son flexibles en sus mensajes. En el pasado, los promotores del comercio sexual pregonaron las divertidas fiestas y los altos ingresos míticos del “trabajo sexual”. Frente a la pandemia de COVID-19, los sindicatos de trabajadoras sexuales y de proxenetas cambiaron el enfoque hacia los mensajes sobre la supervivencia económica de las prostitutas. Incluso algunos grupos proxenetas reconocieron cuán peligrosa es la prostitución y cuán extremadamente vulnerables son las mujeres en el comercio sexual.

En España, el actual gobierno de coalición ha anunciado que promulgará una ley integral contra la trata, aunque el movimiento feminista lleva décadas exigiendo una ley abolicionista de la prostitución con el modelo sueco o francés. ¿Qué les diría a nuestros líderes de por qué una ley abolicionista es mejor que una ley contra la trata?

La mayoría de las personas razonables están de acuerdo en que los proxenetas deben ser criminalizados y la mayoría está de acuerdo en que la mujer en la prostitución no debe ser criminalizada. Pero a menudo el comprador de sexo es invisible. Hay un perpetrador en la transacción de prostitución y ese perpetrador es el comprador de sexo. La prostitución no existiría sin la demanda de acceso sexual a las mujeres por parte del comprador de sexo.

A diferencia de la violación, el incesto o el maltrato: la violencia sexual de la prostitución produce mucho dinero. La prostitución es el negocio de la explotación y los abusos sexuales. Espero que el gobierno de España tenga el coraje de cerrar el negocio de la prostitución.

La mayoría de los expertos coinciden en que es casi imposible diferenciar entre prostitución y trata. Se ha demostrado que las leyes contra la trata de personas del gobierno de Estados Unidos son ineficaces. Se pierde mucho tiempo discutiendo sobre quién es una niña y quién es una adulta. También se pierde mucho tiempo identificando quién es o no víctima de trata. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley no entienden realmente qué es la trata, porque es difícil de definir y también porque se instruye cuidadosamente a las víctimas de la trata para que mientan a cualquiera que pregunte sobre su estado. Los proxenetas tienen control mental sobre ellas. El 84% de todos los adultos en la prostitución están controlados por proxenetas o traficantes. Estados Unidos tiene muchas leyes sobre la trata de personas que suenan bien pero son extremadamente ineficaces. Creo que esta es la experiencia también en muchos otros países.

¿Quiere el gobierno español acabar con la prostitución? Porque si la respuesta es sí, es necesario arrestar a los compradores de sexo. La efectividad de la ley sueca ha sido ampliamente documentada. Una vez que se comprenden los daños de la prostitución-las violaciones, las palizas, el abuso verbal venenoso, el daño psicológico causado por la prostitución, el racismo y la falta de oportunidades de las mujeres en la prostitución-,  entonces: ¿cómo podemos evitar la pregunta de quién es el perpetrador de esos crímenes?

El gobierno sueco tenía razón: a menos que una ley de prostitución responsabilice al comprador de sexo, no es posible poner fin a la prostitución. Él maneja el negocio.

España debería unirse no solo a Suecia, sino también a los otros siete países que han adoptado leyes abolicionistas que protegen a las mujeres arrestando a los compradores de sexo: Islandia, Noruega, Canadá, Irlanda del Norte, Francia, República de Irlanda e Israel.

Melissa Farley en Mainz (Alemania) en abril de 2019, durante el III Congreso Mundial contra la explotación sexual de mujeres y niñas organizado por The Coalition for the Abolition of Prostitution (CAP International -en español: Coalición por la Abolición de la Prostitución Internacional-), Solidarity with women in distress (SOLWODI) y Armut und Gesundheit in Deutschland e.V., con el lema: “Prostitución: ni sexo ni trabajo”.

En los últimos años, en España el movimiento abolicionista ha crecido, se ha articulado y presionado para que la sanción de una ley abolicionista no se retire de la agenda política. Debido a su experiencia laboral a nivel internacional, ¿sabe si este crecimiento se manifiesta en otros países?

Sí, creo que el hecho de que ahora haya ocho países que han aprobado leyes abolicionistas es un gran éxito. Pero al mismo tiempo, hay intentos bien financiados de negar el éxito de estas leyes.

En todos los períodos históricos en los que el feminismo logró importantes avances en los derechos de las mujeres, el patriarcado intentó desmantelarlo y frenar esos avances. Actualmente, ¿cuáles son las principales amenazas del patriarcado para las mujeres?

Existe una similitud entre el pensamiento de los hombres que asumen que tienen derecho a comprar mujeres para uso sexual y el pensamiento de los hombres que asumen que tienen derecho a los derechos de las mujeres basados ​​en el sexo. Hay quienes niegan el hecho biológico de que las mujeres son hembras humanas adultas y también niegan el hecho de que los hombres son machos humanos adultos. No se puede cambiar la base biológica del sexo diciendo “no es real para mí”, como tampoco puedo decir: “la gravedad no existe”. Creo que las personas deberían poder vestirse y actuar como quieran y llamarse a sí mismos como quieran. No me gustan los roles de género forzados o los estereotipos de roles sexuales. He visto abusos violentos hacia las mujeres trans en la prostitución y he escrito durante décadas sobre eso. Sin embargo, el daño a las mujeres es tan importante como el daño a las mujeres trans. No debemos hacer nada en este momento de la historia que ponga en peligro la protección de las mujeres basada en el sexo. Por ejemplo, las mujeres trans no deben ser encarceladas con mujeres; no se les debe permitir entrar en los albergues de mujeres para casos de violencia machista, hay casos repetidos en los que cometen abusos masculinos contra las mujeres en las cárceles o albergues. Si las mujeres trans necesitan seguridad, debe proporcionarse sin poner en peligro a las mujeres. Las leyes en los Estados Unidos que protegen a las inmigrantes de la mutilación genital femenina (al hacer que la MGF sea ilegal) no deben eliminarse porque esas leyes interfieren con el acceso de las mujeres trans a la cirugía genital.

Cualquier conflicto entre los nuevos derechos propuestos para las personas trans y los derechos existentes que protegen a las mujeres en función de su sexo, incluidos los relacionados con la igualdad y la violencia sexual, deben abordarse en el contexto del artículo 14 de la Constitución española: “Los españoles son iguales ante la ley y no pueden ser discriminados de ninguna manera por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición personal o social o circunstancia “.

Es inaceptable en una democracia silenciar, intimidar o amenazar a cualquiera que busque defender los derechos de las mujeres y/o los derechos de las personas transexuales.

Por su experiencia en la academia, ¿cuál debe ser el papel de la administración y el poder político en el desarrollo de estudios sobre prostitución, incluidos aquellos sobre la demanda como el suyo?

Soy investigadora y, aunque algunas de mis amigas son académicas, no trabajo dentro de la academia. Con demasiada frecuencia, la academia tiene poco o ningún contacto con supervivientes que han salido, están a salvo y lejos de sus proxenetas y el comercio sexual. Los académicos a menudo están influenciados por teorías posmodernas sobre la prostitución que tienen poca base en la realidad.

Prostitution Research & Education es un instituto de investigación sin fines de lucro en el que he trabajado durante 20 años. Es una ONG. Nuestra investigación siempre se ha basado en escuchar a las supervivientes del comercio sexual y en cuáles son sus experiencias, qué daños han sufrido y cuáles son sus necesidades. Nuestra organización aboga por alternativas a la trata y a la prostitución porque nos han dicho que eso es lo que quieren. Nuestra organización comprende que las raíces de la prostitución están en la suposición de que los hombres tienen derecho a comprar mujeres por sexo. Las raíces de la prostitución son siempre racistas. Las crisis climáticas y las crisis económicas causadas por el hombre están canalizando a muchas mujeres hacia la prostitución en la actualidad.

 


Melissa Farley (Estados Unidos), doctora en psicología clínica con 50 años de experiencia. Ha escrito 40 artículos revisados por pares sobre prostitución y trata, y dos libros: Prostitution, Trafficking & Traumatic Stress (2004) y Prostitution and Trafficking in Nevada: Making the Connections (2007). Es coautora de la primera encuesta internacional sobre prostitución y trastorno de estrés postraumático en nueve países (2003) y el primer estudio que comparó a los compradores de sexo con los que no lo son (2011), entre otras publicaciones de su prolífica trayectoria académica. Melissa Farley es también fundadora de Prostitution Research & Education (PRE), ONG dedicada a la investigación, educación y asesoramiento en políticas públicas sobre la explotación sexual y su impacto en mujeres, hombres, niñas y niños. PRE proporciona una biblioteca gratuita de recursos que se puede consultar en www.prostitutionresearch.com . Su objetivo es abolir la prostitución y ofrecer alternativas a mujeres prostituidas. La investigación de PRE ha sido utilizada por gobiernos de Sudáfrica, Canadá, Nueva Zelanda, Ghana, España, Suecia, Corea, Reino Unido y Estados Unidos para la educación y el desarrollo de políticas sobre prostitución y trata.

 

No Comments Yet

Comments are closed

Proyecto asociado a:Feminicidio.net
Proyecto de:Asociación La Sur
Con la colaboración de:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar